Castillo

Castillo de Urueña

Situado en el extremo suroriental de la población, presenta una forma rectangular adornada con cubos semicirculares a lo largo de todo su perímetro, a excepción del ubicado al sur, la llamada Torre del Homenaje, que tiene forma cuadrada. En el punto de unión del castillo con la muralla se encuentra el Peinador de la Reina o Torreón de Doña Urraca, el cual constituye el punto más alto del conjunto monumental que forman castillo y murallas. Hoy día sólo conserva los muros exteriores, habiendo desaparecido por completo las distintas estancias que pudo tener en el pasado.

Fue mandado construir hacia el año 1060 por el monarca castellano Fernando I el Magno sobre los restos de una antigua fortificación romana. Cuando se edificó fue una fortaleza muy importante pues formaba línea fronteriza entre los reinos de Castilla y León, división que había llevado a cabo a mediados del siglo XII el rey Alfonso VII de Castilla.

En este castillo vivieron personajes importantes de la historia de España como la reina Doña Urraca en el s. XII, cuya presencia dio nombre al torreón antes mencionado o María de Padilla, que fue recluida en el castillo a mediados del siglo XIV por su amante Pedro I el Cruel, el cual la visitaba estando desposado con Blanca de Borbón.

Otros estuvieron presos en la etapa en la que el castillo fue utilizado como prisión, como la princesa de Portugal doña Beatriz, que más tarde casó con Pero Niño, señor de Cigales (Valladolid). El conde de Urgel Jaime II, derrotado en el Compromiso de Caspe y militarmente en Balaguer, fue juzgado y retenido en este castillo por don Fernando de Antequera.
Entre sus muros también sufrió condena el conde Pedro Vélez, que fue encontrado en amoríos con una prima del rey Sancho III el Deseado.